Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

Boda en la comunidad de Denia
20.10.2019 / Dénia (Alicante)
El domingo, 20.10.19 la comunidad de Denia tuvo un Servicio Divino con una parte especial: ¡Los miembros Annemieke y Paul recibieron su bendición de boda!

El Dirigente de la Comunidad Laube celebró el Servicio Divino con la palabra “Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?  ". ( 1ª Juan 4:19 - 20) 

El Dirigente de la Comunidad expresó que este pasaje de la Biblia es como una especie de mandamiento de tres partes del amor divinamente definido. Dice primero: "Amemos, porque él nos amó primero". ¡Éramos amados cuando ni siquiera podíamos amar! La segunda parte se llama "Cuando alguien dice: Ama a Dios y aborrece a su hermano, es mentiroso". Ya en el Antiguo Testamento se da a la gente el mandamiento de la "doble fe", es decir, el amor a Dios y al prójimo. ¡Es nuestra tarea no sólo amar a Dios! También es nuestro deber amar a nuestro prójimo, aunque no sea lo que queremos que sea, aunque no nos guste mucho, ¡aunque tenga errores! Y luego la tercera parte: ".... el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? ". El Dirigente de la Comunidad dijo que podría ser más fácil amar en lo oculto, una cosa oculta. Pero eso sería un amor unilateral... como amar el chocolate, pero el chocolate nunca te amará. 

El Evangelista Engels y el Pastor Keller fueron llamados al altar y contribuyeron de su corazón para completar el Servicio Divino de una manera hermosa. 

Después de la Santa Cena vino la Boda. El Evangelista Laube se dirigió a los novios una palabra para que se la llevaran en su camino,: "Por la sabiduría se construye una casa y se guarda por la razón, y por la limpieza adecuada las cámaras se llenan de posesiones preciosas y adorables". (Proverbios 24:3 – 4) 

A los novios se les dio el consejo de construir el matrimonio que ahora está comenzando y que está bendecido por Dios, con materiales de construcción valiosos que el Evangelio describe. Pero entonces debe estar bien preservado, porque el matrimonio no debe tener una fecha de caducidad como algunos materiales, sino que debe resistir posibles signos de desgaste. A través de una buena limpieza, de una buena interacción mutua, según la  Regla de Oro del Sermón de la Monte de Jesucristo, cada día, se convierte en una posesión preciosa. 

Luego Annemieke y Paul invitaron a toda la Comunidad a tomar algunas tapas. El Servicio Divino fue adornado musicalmente por el coro mixto, pero también con contribuciones en solitario. Al final, Willem, se dirigió a los novios y les dedicó un poema en holandés, los felicitó y les dio uno u otro consejo sobre el camino de la vida y la fe. El mismo Paul, el novio, entonces habló a la Comunidad y les agradeció con lágrimas en los ojos que Annemieke y él pudieran ser parte de esta comunidad.