Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

Iglesia de Málaga – Una nueva luz después de la reinauguración
02.12.2018 / Málaga
El domingo 2 de Diciembre tuvo lugar la reinauguración de la Iglesia de Málaga, tras un periodo de reformas realizadas con el fin de mejorar las instalaciones, adaptándolas a las necesidades actuales de la comunidad

El antiguo local, que contaba con unos 35 años de servicio, necesitaba un cambio general porque las instalaciones eran muy antiguas. Procedentes de las comunidades de Gibraltar, Fuengirola y Málaga, 121 participantes se hicieron presentes para vivir este día histórico. 

Fue un domingo donde el buen tiempo acompañó el acontecimiento, luciendo un día soleado, como preámbulo al texto bíblico utilizado en el servicio divino, el cual fue tomado de Isaías 9: 2  “El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz, los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.” 

El servicio divino fue oficiado por el Anciano de Distrito Víctor Alganza, cuyas primeras palabras emanaban de los  sentimientos por todo lo vivido en el pasado y muy especialmente, al recordar a los hermanos  pioneros en la fe en el antiguo Distrito de Málaga, algunos de  cuales  estaban presentes en el acto. Palabras también de agradecimiento a todos los ministerios, hermanos y hermanas por el trabajo realizado, cuyo fruto es poder disfrutar de esta estupenda iglesia y sobre todo dar gracias a Dios por permitirlo. 

Con la pregunta: ¿Qué es lo más importante de este lugar? recordó a todos los asistentes, que sigue siendo la casa de Dios, consagrada y lugar de todos, donde nos preparamos para la venida de Jesús. 

El  día de la reinauguración, fue de gran alegría  y muy especialmente por ser el primer domingo de Adviento, poco conocido para muchos cristianos en España, pero para los  fieles nuevoapostólicos muy importante. Es un tiempo de espera y preparación para la llegada de Jesús. Es la primera luz que simboliza el nacimiento de Jesús, el inicio para que cambie algo en nosotros, para dejar de pagar las facturas de este mundo con peleas, odio y rencores. 

En la vida cada uno da lo que tiene, así lo refleja  la historia de los  dos vecinos: las hojas de un  árbol caían en casa de un vecino, este al verlas, enfadado las devolvía a la  casa del vecino de donde le habían caído. Pero el otro vecino sin embargo le  respondía con un obsequio, una gran caja de bombones junto a una carta que decía ¡Cada uno da lo que tiene! 

El Anciano de Distrito Alganza preguntó a los presentes: …y nosotros ¿Qué damos a nuestro prójimo? El adviento no solo son días de fiesta de navidad. Son días  para  empezar a dar lo que cada uno tiene en su corazón, para ello Dios nos quiere alumbrar en este primer día de adviento. 

La palabra luz aparece tanto en el principio de las escrituras como el final (más de 350 veces). En el libro del Génesis 1: 3-4 dice “y dijo Dios: Sea la luz... y vio Dios que la luz era buena”. Pero el mundo sigue luchando una vida sin Dios. En palabras del Apóstol de Distrito Felhbaum está la respuesta: “El mundo solo tiene una solución, se llama Jesús, el cual es la luz del mundo”. Quien se deja guiar por esta luz cambia su visión de la vida, ve la necesidad de caminar de forma diferente y Dios le muestra el camino en la luz: Juan 12:36 “Entre tanto que tenéis  la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz”. Si somos hijos de luz se debe notar que Jesús y Dios están en nuestro corazón, que damos lo mejor a los demás y podemos encender en otros la luz, en especial para aquellos que estén tristes y desamparados. Iluminar a su prójimo es también la misión del cristiano. Es así como lo ve Jesús, en cada hombre ve a un alma que debe ser salvada. Debemos vivir con todo lo que nos ha dado la enseñanza de Jesús. No se es feliz solo buscando la luz de este mundo, porque son logros humanos y finalmente pasajeros. 

Aprovechemos la imagen de esta reinauguración de la casa de Dios en Málaga, un cambio para prender otra luz en nosotros, que nos alumbre y nos guíe día a día, y para que sea una luz de esperanza y de preparación para el día del Señor donde no habrá más noches. 

¿Se ha prendido la luz en tu corazón? ¿Cómo notamos que esa luz está prendida en nosotros? ¡Cuando no devolvemos enfadados las hojas a nuestro vecino! ¿Hasta cuándo deberá estar prendida esta luz en nosotros? Tomemos el ejemplo de los hermanos en África, que esperaron con hogueras encendidas el retraso de la llegada del Apóstol, con luces que simbolizaron su esperanza en la llegada del siervo de Dios. No quedemos prendidos según nos vaya en nuestras vidas, mantengamos esa luz en la espera de Jesús. 

¡La Comunidad de Málaga es un lugar donde prender esa luz en ti y en mí! 

En este día tan especial participaron todos los dirigentes de comunidad que ha tenido esta comunidad, alguno pionero como el Evangelista en descanso José Sánchez. Fueron llamados a colaborar en el altar el Presbítero Alfonso Jiménez de Granada (conocedor en primera persona de la historia de la comunidad), El Evangelista de Distrito Carlos Beunza (dirigente durante años), y el actual dirigente de comunidad Ariel Muñoz. Todos destacaron la generosidad de los hermanos pioneros y ministerios pioneros que prendieron la luz en esta comunidad, en la que  Jesús quiere que permanezca su luz encendida y sea guardada en los corazones. 

El coro del distrito Sur interpretó bellos himnos orientados a la luz del adviento y a la alegría en el Señor.