Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

Bodas de plata en comunidad de Vallada.
16.09.2018 / Vallada (Valencia)
El 16 de septiembre se celebró un Servicio Divino de agradecimiento por la cosecha, donde además se dispenso una bendición de Bodas de Plata.

La comunidad de Vallada al completo se vistió de fiesta ya que había dos celebraciones, la primera el Servicio Divino de agradecimiento por la cosecha y la segunda una bendición especial de Bodas de Plata al Presbítero José Giner y su esposa María José Nadal. El Evangelista de Distrito Marcelo Fresco sirvió con la palabra “Alabad al Señor. El que da alimento a todo ser viviente. Alabad al Dios de los cielos, porque para siempre es su misericordia” Salmos 136:1; 25-26. Esta palabra colocó en los corazones de todos los asistentes que es de mucha bendición tener un Servicio Divino de agradecimiento, ya que nos da la oportunidad de darnos cuenta de la riqueza que poseemos. La palabra era perfecta en ambos casos ya que todos saben que para cosechar es necesario sembrar y cuidar con mucha dedicación y amor lo que se siembre. Siempre Dios bendice los esfuerzos que se hacen, pero no solo de pan vive el hombre  dijo nuestro Señor Jesucristo, lo que significa que podemos sembrar en los corazones de todos, amor, paz, mansedumbre. Confesamos nuestra fe con alegría por lo que tenemos. Después del festejo de la Santa Cena, el Evangelista de Distrito invitó al Presbítero y su esposa. También es una hermosa oportunidad de decir que confiamos en Dios, en nuestro Señor Jesucristo y en el Espíritu Santo que nos consuela. además fueron llamados a colaborar varios ministerios sacerdotales.

Después de celebrar la Santa Cena, el Evangelista de Distrito  pidió al Presbítero y su esposa  acercarse junto al altar. El coro les regalo un bello himno que sirvió como preparación para el acto de bendición. Se recordó y agradeció de manera muy especial a ambos por la hermosa tarea de amor que hicieron y hacen en la comunidad de Vallada. Las palabras del Servicio Divino fueron también llevadas a esta hermosa pareja donde se recordó los años de siembra que Dios permitió, para que hoy puedan agradecer por la hermosa cosecha en su matrimonio lleno de paz, paciencia, tolerancia, amor  y admiración mutua. Luego fue impartida la bendición de Bodas de Plata.

Después del Servicio Divino se compartió  un tentempié, junto a todos los asistentes donde se pudo disfrutar y compartir hermosos momentos junto a los agasajados  “Pepe y María José”.