Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

¡Servicio Divino de Agradecimiento y Fiesta de la Comunidad en Denia!
16.09.2018 / Denia
La comunidad de Denia tuvo el Servicio Divino de Agradadecimiento o Acción de Gracias, así mismo como su fiesta de la Comunidad anual.

El Dirigente de la Comunidad Laube sirvió con una palabra de Salmos 136: 1- 25 y26: "Dad gracias al Señor. Quien entrega alimento a toda carne, Dad gracias al Dios del cielo, porque su bondad es eterna". - Al principio se cantaba una canción que decía "El cielo y la tierra están llenos de su gloria". El Dirigente de la Comunidad respondió a este canto y dijo que uno no puede decir realmente que toda la gente en la tierra alaba a Dios. Pero los cielos (la creación espiritual) y la tierra (lo natural) están perfectamente hechos y son una prueba de la omnipotencia de Dios y la belleza de su creación. 

También dijo que a través de nuestra gratitud en el Día de Acción de Gracias confesamos a nuestro Dios. Eso produce gozo, porque uno puede regocijarse en lo que tiene y no en lo que aún necesita, nos lleva a un estado de gratitud y por lo tanto con gusto damos, compartimos y nos involucramos en su trabajo. En última instancia, dijo, se puede confiar en Él que creó esta creación. 

El Evangelista Engels también fue llamado al altar y habló de una lista que se puede hacer en familia, en la que se enumeran todas las cosas por las que se puede estar agradecido. También dijo que Dios no necesita ninguna "adulación", pero que ennoblece nuestra relación con Dios cuando estamos agradecidos. 

El Dirigente de la Comunidad Laube terminó entonces contando de un pastor que fue descubierto por un rey y que fue invitado a la corte, donde se hizo famoso gracias a su buena actitud. Otros estaban celosos de él y se quejaban al rey de que siempre entraba en una habitación todos los días para quedarse allí durante mucho tiempo. El rey siguió el asunto y entró en esta habitación con el ex pastor. Allí colgaba su vieja túnica de pastor. El pastorcito le explicó al rey que entraría en esta habitación todos los días durante una hora para mirar su vieja túnica de pastor, simplemente para darse cuenta de dónde venía.... 

El hermoso Servicio Divino fue enmarcado por un coro mixto, un dúo, un trío y un solo de flauta. Hubo 93 participantes, 36 de ellos amigos e invitados. 

Una vez acabado el Servicio Divino, tuvo lugar la Fiesta de la Comunidad, donde los miembros permanecieron hasta el atardecer disfrutando de la buena compañía del otro.