Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

Campamento infantil de los Distritos Centro y Norte en Alfaro (La Rioja)
26.08.2018 / Alfaro (La Rioja)
Los niños del distrito centro, junto con los niños del distrito norte, vivieron una comunión de experiencias en un albergue riojano y un Servicio Divino, en el que durante tres días pudieron compartir todos juntos un encuentro lleno de alegrías.

Alfaro, es un pueblo situado al este de La Rioja; cuenta con una población de 9553 habitantes. El río Ebro transcurre por el norte del municipio, donde desemboca el río Alhama tras rodear Alfaro por el oeste. Un edificio singular construido en 1867, es en la actualidad el Albergue Juvenil Río Alhama.

Con esta presentación, en la sobremesa del día 24, llegaron los niños de la región centro. A la par fueron llegando los niños de la región norte. Ellos sintieron al principio cierta timidez y regocijo con sus maestras, fue muy caluroso el encuentro.

Siguieron con unas actividades lúdicas y de presentaciones personales hasta la hora de la cena, en el que unos cuantos niños bendecirían los alimentos durante todo el campamento. Antes de dormir, realizaron una fiesta de pijamas y linternas, para así terminar de romper el hielo y confraternizarse aún más, viendo una película de animación acerca de las cigüeñas.

Al día siguiente, se levantaron de las literas con gran energía y emoción, para ir a visitar un centro de interpretación de las cigüeñas, que en su vuelo migratorio hacen escala en este pueblo. Ya por la tarde, tras los juegos de agua en el parque anexo al albergue, se hicieron manualidades para adornar el altar y ensayos de coros infantiles. Tras la cena hubo una presentación para los niños de religión y confirmación, y un cuentacuentos sobre la creación, compartiendo pensamientos y reflexiones nuevas apostólicas.

En el despertar del domingo, comenzaba un nuevo día de actividades.  Los niños se repartieron las tareas; unos prepararon la sala, otros el adorno floral y algunos el altar. A continuación, el Anciano de Distrito Pablo Morán, inició el Servicio Divino para los niños con la palabra de: “Al Dios y Padre nuestro sea gloria por los siglos de los siglos. Amén” (Filipenses 4:20). Su mensaje principal es el que damos gloria y honra a nuestro Padre celestial, estando conscientes de su grandeza, agradeciéndole y comportándonos como hijos de Dios.

Dios lo ha creado todo, lo material, lo espiritual y el plan de salvación divino. Nosotros nos dejamos guiar y reconocemos su voluntad. A través del Espíritu Santo reconocemos que Dios sabe mucho más que nosotros. El Anciano interactuó con los niños con varios ejemplos que tiene el mundo animal, de ayudarse unos a otros como en el caso de las cigüeñas, y el resto de las aves de que cuando una de ellas en el viaje migratorio se aparta de la bandada por enfermedad y debilidades, dos de ellas salen y la escoltan hasta llegar al destino final.

Alabad, agradeced al Señor, porque Él es bueno. Esto significa que no hemos de olvidar dar gracias ¿Cómo agradecemos a Dios? Mediante el pensamiento, la oración y la ofrenda. El Anciano de Distrito, dio otra interacción con los niños sobre el valor y la importancia de la ofrenda que por agradecimiento, le devolvemos algo a Él. Es una maravillosa oportunidad para dar prueba del amor a Dios. Con tan sólo pensar y hablar no basta.

Otro ejemplo en el reino animal fue la de los pingüinos que, para mantener el calor de toda la colonia, por relevos aguantan en círculo las inclemencias climatológicas del frio polar. Todo esto lo podemos vivir sobre todo en la casa de Dios; allí recibimos el perdón, la gracia, el amor y la comunión. Queremos glorificarle allí. Dios siempre nos da una y otra vez gracia y perdón. “Debemos ser conscientes, que somos hijos del Padre, y que todos somos amados por Él.

Tras el Servicio Divino los niños interpretaron una canción africana ‘Yesu azali awa’ con baile, luego participaron en distintas actividades deportivas como, por ejemplo, pingpong, bádminton, futbol, dardos, sokatira etc. Ya por la tarde fueron a divertirse a la piscina municipal que disponía de voleibol, fútbol y un parque infantil para los más peques.

Ya en la mañana del lunes 27, después de desayunar, las maestras de ambos distritos organizaron búsquedas del tesoro y de gamusinos, alternando una limpieza general y la preparación de maletas, para que después de la comida procedieran a la despedida no de un adiós, sino un hasta la próxima. Todos los niños participaron con mucha alegría, se pudieron conocer mejor, ya que procedían de diferentes comunidades y su comunión fraternal quedó marcada en sus corazones y en el de todas las maestras.

El Anciano expresó un agradamiento especial y felicitó a las maestras, y a todos los que han participado en la organización de este fin de semana, para alegría de todos y con la ayuda Dios. Nos despedimos después de la comida, con nuevas sensaciones, nuevas amistades y experiencias de fe toda la vida.