Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

Servicio Divino al aire libre de la Comunidad de Denia
22.05.2016 / Denia
Bonito Servicio Divino multicultural en la última estación de leprosos de Europa

El domingo, 22 de mayo de 2016, la comunidad de Denia tuvo un Servicio Divino al aire, de nuevo en la última estación de leprosos en Europa, Fontilles. La palabra que sirvió como base era de Juan 17, versículos 21 y 22: “para que todos sean uno, como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno.”  

El Dirigente de la Comunidad y Evangelista Laube explicó que la Trinidad debe servir como un modelo de como también nosotros podemos llegar a conseguir la unidad entre todos. ¡Todas las partes de la Trinidad siempre tienen la misma intención! Comparten todo - lo que es del uno, pertenece también al otro. Testifican la existencia del otro - el Hijo glorifica al Padre, el Padre da testimonio del Hijo, el Espíritu Santo habla del Padre y del Hijo. Trabajan juntos para la salvación del hombre. Para poder también estar juntos, nosotros con Dios y su Hijo, tenemos que unir nuestra voluntad con la suya, aceptar su camino, proclamar sus obras y servirle. 

Contó también como de joven había salido una vez al mar con algunos amigos. Salieron en un barco de vela, él y tres amigos. Al inicio de la excursión estaban en desacuerdo y discutieron mucho. Más tarde vino a una tormenta. ¡Entonces, de repente, se unieron! Todos querían sobrevivir a la tormenta y depusieron todo lo demás, propios deseos y voluntades, por abajo de este único deseo salvarse. 

El Presbítero Pedro de Valencia sirvió en francés y español; dos Presbíteros de Alemania, Presbítero Burkhardt y Presbítero Albrecht, que fueron preguntado anteriormente, también colaboraron. Asimismo sirvió el Diácono Laube en inglés dando lugar, en su conjunto, a un Servicio Divino bonito y multicultural. Una gran variedad de solistas e interpretaciones musicales adornaban la prédica. En total 154 personas asistieron, entre ellos 52 amigos e invitados. 

Después del Servicio Divino había tapas y, a continuación, un recorrido con guía por la estación de leprosos. Para aquellos que ya habían participado el año anterior, había un programa alternativo de ver una película sobre la historia de la estación. En general fue muy interesante esa nueva experiencia.