Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

El Obispo Olmedo en Denia
24.06.2018 / Dénia
El Obispo visitó Dénia el domingo 24.06.18. Para el Servicio Divino preparatorio en ayuda de los difuntos a principios de julio. Le acompaño también el Anciano de Distrito Luján

El Obispo sirvió con la palabra: "y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento".(Lucas 15:6-7). 

El Obispo dijo: Nuestros pensamientos sobre el Servicio Divino para los Difuntos van primero a nuestros seres queridos que conocemos. Pero la oferta de la gracias de Dios es inconmensurable y abarca a todas las almas que desean la salvación.

Por eso no ignoramos a nadie ni excluimos  a ninguna. También hay muchas incógnitas en las que nadie piensa. Habló del Mediterráneo, que se ha convertido en un gran cementerio, a causa de las muchas personas que querían ir de África a Europa en busca de una vida mejor, pero que nunca llegaron. Jesús cuenta la parábola de la oveja perdida como reacción al enfado de los fariseos y escribas. Estos lo acusaron de tratar con pecadores. La parábola termina un poco irónicamente, cuando Jesús habla de personas justas "que no necesitan arrepentimiento". 

A veces asociamos rápidamente a hermanos y hermanas, que ya no mantienen contacto con la comunidad, es la imagen de la "oveja perdida". Pero debemos ser conscientes, de que ni siquiera el más fiel miembro de una comunidad, puede vivir sin pecado. Por lo tanto, todos estamos destinados necesitamos arrepentirnos, todos somos ovejas perdidas, no queremos mostrarnos mejores que los demás. 

Así que ahora es nuestra tarea especial, de cara al próximo domingo, conceder también la gracia de Dios a los que todavía están lejos, a los difuntos, en los que nadie piensa. 

El Evangelista Engels y el Anciano de Distrito Luján también fueron llamados al altar y completaron los pensamientos del Obispo de una manera hermosa. El Servicio Divino fue adornado por un coro mixto y solistas.