Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

Jóvenes dan su voto de Confirmación en Palma de Mallorca
06.05.2018 / Palma de Mallorca
El Evangelista de Distrito Suter, visitó la Comunidad de Palma de Mallorca para oficiar el Servicio Divino de Confirmación.

Con gran entusiasmo e ilusión, dos jóvenes dieron su paso a la etapa adulta. Toda la Comunidad sintió la alegría de sus corazones. 

El Servicio Divino se realizó el domingo 6 de mayo de 2018. El texto bíblico elegido especialmente por el Apóstol Mayor Schneider para todos los jóvenes confirmantes de este año fue Efesios 5:1, donde dice: Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. La palabra del altar fue clara y serena, ilustrando sobre el vínculo que tenemos con nuestro Padre celestial. En esa relación paternal, Él se ocupa y preocupa de nosotros, recibiéndonos una y otra vez en su casa, siempre con amor. Siempre encontramos las puertas abiertas y recibimos, a través de su altar, su fuerza y amor. Como hijos, debemos buscar la unión con nuestro Padre. La prédica recordó también cuán importante es el contacto con Dios a través de la oración. Mediante ella, le agradecemos, le confiamos nuestros anhelos y preocupaciones. ¡El Padre da a sus hijos lo que éstos necesitan! Asimismo, los jóvenes confirmantes fueron exhortados a obrar con obediencia, para así acercarse más al Padre y conocer, y comprender, su voluntad. Para alcanzar esto último, seguir el ejemplo de Jesús, siempre es la mejor elección. 

Y del altar también les fue dicho a los jóvenes: "Queridos Confirmantes, un día, vosotros también podréis entrar en la gloria de Dios." 

La palabra de Dios preparó los corazones para que los jóvenes, se acercaran al altar a dar su voto de Confirmación. Antes del acto, escucharon la lectura de la carta del Apóstol Mayor, leída amorosamente de boca de su maestra de religión Juana. Tras esto, alegres y emocionados, ¡dieron su voto al Señor! 

Luego, recibirían palabras de gran sabiduría: "Éste es un día que se quedará grabado en sus corazones. Dios los bendecirá para que sean capaces de cumplir la promesa que éste voto encierra. Dios los acompañará toda la vida. Comienza una nueva etapa en vuestra vida de fe." 

Tras el acto, colmado de afecto y cariño, hermanos y hermanas saludaron a los jóvenes y sus familias, compartiendo momentos de gran comunión y cordialidad. 

Hermosa fue la hora vivida, los asistentes fueron 144; de ellos 27 invitados.