Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regional España

Seminario y Visita del Obispo Olmedo al distrito Norte
03.12.2017 / Logroño y San Sebastián
Los días 2 y 3 de diciembre, el Obispo Pedro Olmedo acompañado por el Anciano de Distrito Pablo Morán, visitaron las comunidades de Logroño y San Sebastián, para tener un seminario para los Portadores de Ministerio del distrito norte en la capital donostiarra.

El sábado 2 por la mañana, daba comienzo el seminario  de enriquecimiento y fortalecimiento sobre  el tema previsto “el perdón de los pecados” para los Portadores de Ministerio de las diferentes comunidades del norte de España como son Bilbao, San Sebastián, Vitoria, Arnedo y de la capital riojana Logroño. Dentro del marco de la instrucción y perfeccionamiento de las diferentes aplicaciones informáticas de la Iglesia Nuevo Apostólica, se hizo la presentación de la persona responsable de una de las aplicaciones de los datos administrativos, para unificar criterios y orientaciones. Todo ello dando lugar a una capacidad de mejora en las diferentes gestiones eclesiásticas. Tras las conclusiones del seminario compartieron una comida fraternal; regresando después a sus lugares de origen.

El Servicio Divino del 3 de diciembre en San Sebastián oficiado por el Obispo tuvo como base la palabra: He aquí que vienen días, dice Jehová, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: Jehová, justicia nuestra.(Jeremías 23:5-6)

 El Obispo fue secundado por el Anciano Morán y un Presbítero local en el que pudimos escuchar los siguientes pensamientos: Así, siendo el primer domingo de Adviento el cual se concentra en “Jesús, el hijo de David”. El nombre “hijo de David” remite, primero, a que Jesús es un descendiente del gran rey. Al mismo tiempo, de estas palabras se desprende con claridad que Jesucristo es un gobernante justo que gobierna en su Iglesia. Quien pertenece a la misma queda bajo el dominio de Jesús. Hemos sido incorporados a su Iglesia por medio del Santo Bautismo con Agua y nos sometemos de buen gusto al Rey, Jesucristo. Su palabra y la de sus enviados tienen un enorme peso en nuestra vida. Su forma de gobernar con mansedumbre y humildad de corazón debe tener eco en nuestro ser.

 Por la tarde a las 17:00 horas daba comienzo el Servicio Divino en la comunidad de Logroño más la presencia de la comunidad de Arnedo, invitada a tal evento recibieron la visita del Obispo y del Anciano de Distrito Morán; El texto bíblico del servicio Divino fue “Una cosa he demandado a Jehová, esta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida. Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo.” (Salmos 27:4)

Por lo cual que mejor petición podemos pedirle a Dios.  Debemos pedir estar en la casa de Dios todos los días de nuestras vidas.  Esto quiere decir que debemos estar todos los días en Su presencia, buscándole día y noche.  Así podemos conocer mejor a Dios, conocer los planes hermosos que Él tiene para con nosotros.  Es cierto que actualmente tenemos “menos” tiempo, pero esto no debe ser una limitación.  No es que se dejen de ser responsables con las cosas terrenales, pero debemos poner prioridad: nuestra vida espiritual o nuestra vida aquí en la tierra.

 Esta vida que estamos viviendo aquí no la vamos a llevar al cielo, todo lo que hagamos aquí, se quedara aquí.  Debemos buscarlo día y noche, eso no siempre es fácil, pero tenemos un Dios que nos ayudara en nuestro caminar, dándonos la dirección que necesitamos y la sabiduría para llegar al final de nuestro camino.  Aunque caigamos, Dios nos levantará.  Confiemos en Él; Él peleara nuestras batallas si se lo pedimos; dijo el Obispo durante su servir. El  Anciano Morán más y dos Presbíteros de Logroño y Arnedo colaboraron también en el altar. El coro interpretó hermosos himnos, alegrando y preparando los corazones de todo

La visita del Obispo Olmedo a estas comunidades del distrito Norte, había dejado mucha bendición y alegrías en los corazones de los portadores de ministerio, y de los hermanos de las cinco comunidades integradas en el distrito norteño.