Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regionale España

Visita del Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider a Barcelona
23.07.2017 / Barcelona
Con motivo de la puesta en descanso del Apóstol Suter, el Apóstol Mayor visitó Barcelona los días 22 y 23 de Julio de 2017.

El Apóstol Mayor llegó a Barcelona el sábado 22 por la mañana y fue recibido en el aeropuerto por el Apóstol de Distrito M. Fehlbaum para darle la bienvenida. Seguidamente se digirieron al hotel donde le esperaba el resto de los apóstoles, obispos y ministerios de distrito.

Después de reponer fuerzas con un ten-ten pie, se realizó una excursión a la montaña de Montjuích, pasando por la Plaza España, por el palacio de Montjuích y finalmente al teleférico ubicado allí. Todo ello gustó mucho ya que la panorámica sobre la bella Ciudad Condal con su puerto olímpico era magnífica. A continuación todo el grupo se desplazó a la iglesia Nueva Apostólica de Barcelona donde se compartió con los fieles de la comunidad un concierto muy especial de un quinteto formado por un violín, una viola, una flauta travesera, un bombardino y una trompa. Fue una experiencia muy bonita, ya que las interpretaciones musicales y el ambiente de fiesta, dieron una inmensa comunión y alegría de los participantes. 

El domingo 23, el día tan anhelado por todos, se pudo ver y sentir que Dios había conducido todas las cosas. Muchos fieles de toda España se desplazaron para vivir algo único en la historia de la Iglesia Nueva Apostólica en este país. Por primera vez venia el Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider a Barcelona y por primera vez un Apóstol residente en España era puesto en descanso, además también por primera vez se hacía una retransmisión vía satélite a todos los países del área del Apóstol de Distinto Fehlbaum.   

El Apóstol Mayor utilizó como base para el Servicio Divino en el salón del hotel la palabra: “Humillaos pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuera el tiempo” (1ª Pedro 5:6)

Entre los muchos y profundos pensamientos mencionó: “El maestro sigue siendo Jesucristo, Él no cambia, sigue siendo el mismo, seguirá ayudando y bendiciendo. La mano de Dios es poderosa; está en nosotros reconocer que la mano de Dios puede hacer todo, y correspondemos a esto con el temor de Dios.  A través de la aflicción, la mano de Dios nos lleva a la libertad, lo hizo con su pueblo de Israel, pero esto también lo hace contigo y conmigo, no temas, yo te llevo a la eterna comunión conmigo. Por eso bajo esta mano poderosa nos queremos humillar, pero humillar significa confiar en Dios y nos hace humilde. Él lo hace por amor a nosotros. En el tiempo oportuno Dios ayuda y salva. La mano de Dios nos quiere elevar.

También el Apóstol Mayor pidió la colaboración en el altar del Apóstol Suter, ya que sería su última prédica como Apóstol en activo. 

Posteriormente se celebró el acto de la Santa Cena, la puesta en descanso del Apóstol Suter y la institución del nuevo Apóstol Rolf Camenzind. Fue muy emocionante y conmovedor cada uno de los actos realizados.

El Coro y el quinteto musical hicieron que el ambiente estuviese ambientado en algo celestial y divino.

Un total de 560 participantes presenciaron en vivo este gran acontecimiento en la sala del hotel, viviendo en primera persona una maravillosa sensación de alegría y bienestar. La bendición de Dios ha quedado esparcida por España.