Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regionale España

Bodas de Plata y adopciones en Tenerife
10.06.2017 / Tenerife
Con la visita del Anciano de Distrito Víctor Alganza, y el Evangelista de Distrito Carlos Beunza, el 10 de junio fue un día de fiesta para las comunidades del norte y de sur de la Isla de Tenerife

Dos mujeres adultas y un niño fueron adoptadas. El dirigente de la comunidad de Las Galletas (Tenerife Sur) recibió junto a su esposa Eli, la bendición para sus Bodas de Plata.

Las visitas siempre son bienvenidas y más cuando hay tantos acontecimientos importantes. El sábado 10 de junio, se unió la Comunidad de Tenerife norte y sur en la comunidad de las Galletas, para recibir la llegada del Anciano de Distrito Víctor Alganza y el Evangelista de Distrito Carlos Beunza, siendo la primera visita del Evangelista a las Islas Canarias. 67 asistentes participaron de esta hora tan entrañable.

El Servicio Divino fue oficiado por el  Anciano, con la palabra: «Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos.» (Hechos 1:13-14)

El Anciano  resaltó la importancia de que las comunidades estén unidas en la oración, el poder inmenso que esto supone y lo que significa para la unidad de la Iglesia. Durante el Servicio Divino, la comunidad se une de manera especial con la oración que pronuncia el siervo oficiante. También oran todos juntos la oración del Padre Nuestro, la cual fue enseñada por el Señor. Esta oración, dijo el Anciano, no fue enseñada para que cada uno la pronuncie de manera privada, sino para que la comunidad viva la comunión y sean uno, y unidos orando a Dios. Es por esto, que al orar el Padre Nuestro, la comunidad debe superar las diferencias y ser uno, así como los discípulos de Jesús, según el texto, perseveraban unánimes en la oración. El  Evangelista de Distrito Carlos Beunza secundó al Anciano, destacando su primera visita a Canarias.

Acto seguido se pasó a la adopción. El Anciano resaltó la importancia de ser adoptado, poniéndose de pie toda la comunidad, les preguntó si estaban dispuestos adaptar su vida a la doctrina de Jesús, quedando fiel al Señor en su Obra y preparándose para el Santo Sellamiento. Después del «Sí»  se unieron  todos en oración en la que los adoptados son encomendados a la protección y ayuda del Señor. También se les informó para sorpresa de todos los presentes, que a primeros de octubre el Apóstol de Distrito Markus Fehlbaum, llegaría a Tenerife de visita y para realizar el Santo Sellamiento de los tres.

Para acabar la celebración, y cómo broche final, llegó la Bendición de la Boda de Plata del Evangelista Marcelo y su esposa Eli. Con gran emoción por todos los presentes, el Anciano  resaltó que «a pesar de todas las tormentas Dios los ha bendecido, con sus dos hijos, habían luchado juntos en la vida y por  la obra de salvación, y aún les queda mucho camino por delante y el Señor se ocupará de sus ansiedades».

Se contó como anécdota, que antes de partir para Tenerife desde Argentina, una de sus alianzas se rompió y la otra, la de Eli, quedó allí olvidada. Por ése motivo el hijo mayor del matrimonio, junto a su hermano, le hicieron entrega a su padre de un nuevo anillo para que se lo pusiera a su esposa.

El coro cerró esta hora de bendición con un hermoso himno que llegó al corazón de todos.