Iglesia Nueva Apostólica en España

News iglesia regionale España

Hermosos regalos para el Distrito Norte
21.05.2017 / San Sebastián y Vitoria
Con gran alegría y felicidad se esperaba con entusiasmo y jovialidad, la visita del Obispo Pedro Olmedo a las comunidades de San Sebastián y Vitoria

El domingo 21 de Mayo el Obispo Pedro Olmedo junto con el Anciano de Distrito Pablo Morán, llevaron a cabo un Servicio Divino en el cual la comunidad se sintió muy arropados e intensamente emocionados, por los impulsos que el Obispo trajo para ese día.

Tomó la palabra bíblica que tanto llegó al corazón de los hermanos: “Estas cosas os he hablado para que en mi tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”  (Juan 16:33)

El mensaje principal de la palabra que nos trajo y escuchamos, nos habla de que con la ayuda del Señor se vencen las tribulaciones. Podemos observar que las dudas, la desobediencia, el desacuerdo con Dios, la negación del perdón y la falta de valoración de la Santa Cena, nos separan de Dios. Por lo que gracias a Jesucristo podemos vencer estas aflicciones y tener comunión con Dios. En este caso también sigamos el ejemplo de Jesús, su amor a los suyos triunfó sobre todas sus debilidades, renunciando a todos los pensamientos que lo habrían podido separar de su Padre.

Un violín y un órgano, estos dos músicos hicieron un aporte musical como solistas, para el cántico de preparación del Arrepentimiento, su bella melodía emocionó a todos los presentes.

Fue una experiencia maravillosa ver que toda la sala estaba llena, asistieron 18 personas de los cuales 1 era invitado.

Los niños de las escuelas habían efectuado antes del Servicio Divino las correspondientes clases de enseñanza. Hecho que enterneció al Obispo al ver que es una comunidad joven y con muchos niños en proporción del tamaño de la comunidad.

El Obispo junto al Anciano de Distrito y un Presbítero de la comunidad de San Sebastián, marcharon para oficiar en Vitoria, con gran alegría en el corazón por todo lo que se vivió en la capital donostiarra.

 Ya en Vitoria, el mismo domingo 21 por la tarde, la comunidad alavesa pudo sentir una vez más la cercanía del Obispo Olmedo, que con su servir lleno de vivacidad y fuerza espiritual nos trasladó la siguiente  palabra: “Porque ¿Cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata?  Y entonces podrá saquear su casa” (Mateo 12:29)

Pudimos escuchar como el maligno trata de atarnos para quitarnos la paz, la alegría, en el corazón y así de esta manera perder nuestra fuerza espiritual, hecha a base del amor de Dios. Para evitar ser atados y que mine nuestra fuerza celestial, debemos juntar las manos y orar,  que es a su vez el respirar del alma para tener comunicación con Dios y al igual que Jesús, encomendar nuestras vidas en las manos de Dios, porque sabemos que Él nos ama y nos puede dar mucha gracia y bendición.

.... fue un momento lleno de emoción donde se respiraba la comunión del gozo y placer en la comunidad vitoriana. Hubieron 19 participantes, también invitados, ellos vinieron por primera vez y quedaron impregnados del amor de la pequeña pero hermosa comunidad.

El Obispo, junto al Anciano de Distrito y el Presbítero regresaron muy gozosos  a sus destinos de origen y los hermanos se despidieron con un abrazo fraternal, y con el deseo de volverse a encontrar muy pronto.