Iglesia Nueva Apostólica en España

Música

La música es un regalo de Dios que hay que respetar y cuidar. En este sentido, la Iglesia Nueva Apostólica es una „Iglesia de canto y de música”, anunciando con ello el Evangelio, el mensaje alegre, en palabra y música, poniendo a la práctica lo que dice en Salmos 89:1: „Las misericordias de Jehová cantaré...“ 

En las actividades de la Iglesia, la música vocal e instrumental abarca diferentes aspectos. Lo que no se puede decir con palabras, a veces sólo se puede expresar a través de la música. Ella puede llevar más allá de este mundo y dar lugar a un sublime asombro frente a la esencia y el obrar de Dios. Es expresión de alabanza a Dios, de agradecimiento, de adoración y de confesión cristiana. Puede  ser experimentada como fuente de alegría por la vida. Puede conmover en lo más íntimo, brindar consuelo, así como nuevas fuerzas al alma y contribuir al recogimiento y a la paz. Además fomenta y afianza la comunión.

En el Servicio Divino de la Iglesia, la música tiene funciones importantes:

  • Prepara para el Servicio Divino
  • Acentúa la prédica y profundiza su comprensión
  • Transmite alegría, fuerza y confianza
  • Brinda consuelo en tristeza y aflicción
  • Fomenta la vivencia de la comunión