Iglesia Nueva Apostólica en España

Una convivencia basada en la confianza y la reconciliación...


En el lugar donde usted vive, ¿existen también otras comunidades cristianas y no cristianas? Una de las comunidades cristianas podría ser la Iglesia Nueva Apostólica. ¿Cómo se ven los miembros de esta Iglesia respecto a sus tareas en la comunidad y en la sociedad? ¿Qué pueden aportar los cristianos nuevoapostólicos a la sociedad en la cual están viviendo?
 

Los miembros de la Iglesia Nueva Apostólica se ocupan de sus tareas cotidianas al igual como las demás personas y se alegran en las cosas bellas de la vida, pero tampoco quedan exentos de sufrimientos. Ellos están bien conscientes de que todos los hombres tienen su origen en Dios y por ello se presentan a todos los semejantes con aprecio y respeto, independientemente de su origen y descendencia, de sus circunstancias de vida y su religión, de posibles enfermedades y discapacidades.  Su posición frente a todas las personas está marcada por el encargo de Jesús:“...ama a tu prójimo como a ti mismo“, de manera que quieren señalar a su prójimo a través de su comportamiento: „Tu estás tan en orden como yo, porque Dios te ama tanto como me ama a mí.“ 

Esta posición también tiene por efecto la preocupación por la protección y la conservación de la vida humana y el cuidado de un ambiente habitable para las generaciones venideras. La actitud positiva es llevada por la confianza en una redención por Jesús y una comunión eterna con Dios.
Estos son los objetivos que los cristianos nuevoapostólicos quieren alcanzar, estando conscientes de que, actualmente, se encuentran en el camino hacia allá. Todavía nos falta la perfección. Siempre de nuevo cometemos errores en el trato con nuestro prójimo, que no debían haber pasado, pero allí están. Por ello, los cristianos nuevoapostólicos le dan mucha importancia al perdón y a la reconciliación, ya que ellos mismos se alegran cuando son perdonados.  
Todo ello forma la base para que todos que visiten la Iglesia Nueva Apostólica se sientan como „en casa” en la comunión y no como extraños. A esto corresponde la visión de la Iglesia Nueva Apostólica: Una Iglesia en la cual personas llenas del Espíritu Santo y de amor a Dios, se sientan bien y orienten su vida en el Evangelio de Jesucristo, preparándose para su retorno y la vida eterna.