Iglesia Nueva Apostólica en España

El Santo Sellamiento

Este Sacramento tiene como efecto la transmisión del don del Espíritu Santo al creyente -  el Espíritu de Dios hace morada permanente en el hombre y Dios mismo permite ser partícipe de su ser.

Con el Santo Sellamiento se perfecciona la entrega a Cristo iniciada en el Santo Bautismo con Agua. El creyente llega a ser un hijo de Dios y heredero de la gloria futura; es llamado a formar parte de la novia del Señor y ser primicia en el venidero reino de Cristo.

La primera relación de cercanía del hombre con Dios iniciada en el Bautismo con Agua, recibe con la filiación divina una nueva calidad.

Según el testimonio de la Escritura, el Santo Sellamiento está ligado al ministerio de Apóstol y es dispensado con el gesto de imposición de manos y una oración, tanto a niños y como a adultos. 

Todas las personas pueden recibir los Sacramentos, independientemente de su edad, origen o sexo.