Iglesia Nueva Apostólica en España

El ministerio

Un ministerio espiritual es el poder, la bendición y la santificación para servir en la Iglesia de Cristo otorgados a través de la ordenación. El ministerio se ejerce bajo el poder del Espíritu Santo. 

La ordenación se realiza por el Apóstol en el nombre del trino Dios, mediante imposición de manos y oración. A través de la ordenación el portador de ministerio es bendecido y santificado para su servir. Dones existentes son despertados y consagrados. Sobre esta base, el portador de ministerio puede cumplir con sus tareas. Por regla general, los ministerios cumplen su encargo espiritual honoríficamente. 

Todos los ministerios  son clérigos en el sentido de las leyes generales y están obligados a la discreción en lo que se refiere a todos los procesos de los cuales reciben conocimiento a causa de su actividad como portadores de ministerio. La obligación de guardar secreto es válida más allá de la duración de su actividad ministerial.

Se deben distinguir del ministerio los múltiples servicios para proclamar el Evangelio y para el bien de los creyentes, los cuales pueden llevarse a cabo sin que exista una ordenación. 

También se debe diferenciar del ministerio el llamamiento dirigido a cada creyente, de servir al Señor mediante el seguimiento.  

La Iglesia Nueva Apostólica conoce los siguientes ministerios: Apóstol Mayor, Apóstol de Distrito, Apóstol, Obispo, Anciano de Distrito, Evangelista de Distrito, Pastor, Evangelista de Comunidad, Presbítero, Diácono.

Actualmente, en la Iglesia Nueva Apostólica las mujeres no ejercen ministerios espirituales.

Los ministerios sacerdotales (del Presbítero hasta el Obispo) dispensan los Sacramentos Santo Bautismo con Agua y Santa Cena. Los Apóstoles además dispensan el Sacramento del Santo Sellamiento. 

Las funciones de Ayudante Apóstol Mayor, Ayudante Apóstol de Distrito, Dirigente de Distrito y Dirigente de Comunidad no son tareas ministeriales en sí, sino encargos que se dan a Apóstoles o ministerios sacerdotales para un cierto tiempo.